Las reservas del Banco Central (BCRA) cerraron este miércoles en US$ 29.001 millones, luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le transfiriera 5.500 millones de Derechos Especiales de Giro (DEGs), equivalentes a unos 7.500 millones de dólares.
El desembolso se concretó luego que el Directorio del organismo aprobara las 5ta y 6ta revisiones del acuerdo.
En concreto, las reservas internacionales subieron US$ 5.364 millones este miércoles, luego de haber cerrado el martes en US$ 23.637 millones.
La diferencia entre los desembolsos del FMI y el incremento de reservas obedece a la devolución de los préstamos que habían otorgado la Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Qatar y China -a través del swap de yuanes- para cancelar vencimientos de capital e intereses al FMI en los últimos meses, confirmaron a la agencia de noticias Télam fuentes oficiales.

ANUNCIOS

El ministro de Economía, Sergio Massa, afirmó que en las próximas 48 horas se anunciarán medidas que permitirán «compensar» y «recuperar» el poder de adquisitivo de compra, salarios y jubilaciones y favorecer la competitividad de las empresas, a partir de mejoras impositivas en las pymes, que permitirán sostener los niveles de exportaciones.
Massa realizó una conferencia de prensa en Washington, Estados Unidos, tras reunirse con la titular del FMI, Kristalina Georgieva.
Massa afirmó que la Argentina tiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un programa a partir de un crédito de 2018 que «desgraciadamente representa una hipoteca» para el país, con la cual «hay convivir hasta que se tenga capacidad de cancelar esa deuda».
En una rueda de prensa en Washington, Massa informó formalmente acerca de la finalización de la quinta y sexta revisiones del programa que implicó un desembolso de US$ 7.500 millones por parte del organismo, lo que permitió la cancelación de los financiamientos recibidos de la CAF, Qatar y China para cumplir con los vencimientos.
Señaló el «dramático acuerdo» alcanzado por el Fondo Monetario Internacional con el expresidente Mauricio Macri, que financió la «fuga de capitales».