Ante las preocupaciones de seguridad planteadas por el Ministerio de Seguridad, el presidente Javier Milei ha decidido modificar su forma de viajar, abandonando el uso de aviones de línea para sus desplazamientos. Esta decisión, anunciada hoy por el portavoz Manuel Adorni, surge en un contexto de crecientes tensiones internacionales y busca garantizar la integridad del mandatario en sus traslados.

La recomendación del Ministerio de Seguridad se basa en un informe reservado que identifica ciertos riesgos asociados con el uso de vuelos comerciales por parte del presidente. En vista de esta evaluación, Milei ha optado por dejar de utilizar aviones de línea y se explorarán otras alternativas para asegurar su seguridad durante sus desplazamientos.